Realidad Virtual

 

Se ha incorporado la Realidad Virtual como uno de los servicios para la salud mental con el objetivo de mejorar las terapias de ansiedad, el tratamiento de fobias específicas y los cuadros de estrés.

 

Aplicada a la psicología se utiliza esta tecnología con fines terapéuticos. Se desarrolla a través de simulaciones 3D inmersivas diseñadas para tratar gran variedad de fobias específicas y otros trastornos.

 

La Realidad Virtual es una tecnología validada por más de 20 años de investigaciones en el campo de la Psicología, pero hasta el momento estaba disponible únicamente en centros médicos y laboratorios universitarios.

 

La Realidad Virtual aporta un claro beneficio en terapias de trastornos de ansiedad y fobias específicas. Nuestros pacientes ya se benefician de esta tecnología que les permite aprovechar más el tiempo de sesión y medir su progreso de manera objetiva. Hemos percibido un aumento en personas interesadas en superar sus fobias, patologías muy comunes que afectan la vida diaria de muchas personas y que gracias a la Realidad Virtual es ahora más fácil y rápido de superar.

 

Los trastornos de ansiedad, como por ejemplo la agorafobia o la ansiedad generalizada, afectan aproximadamente un 20% de la población y son una de las principales causas de baja laboral. Estos trastornos afectan negativamente la calidad de vida de las personas que los sufren y tienden a empeorar si no se tratan adecuadamente.

 

Se trata, en definitiva, de terapias modernas para pacientes de hoy. Pueden tratarse fobias como el miedo a volar, miedo a las agujas, miedo a los animales, acrofobia, miedo a conducir, claustrofobia, fobia social, miedo a hablar en público, agorafobia…

 

Además se muestra muy efectiva en las sesiones de relajación.

 

 

 

****Sólo disponible en el Gabinete “Neuropsicomas”, ubicado en la calle Teruel, nº 1 - bajo de Cuenca.

 

 

 

 

 

Contacto

Para ponerse en contacto o concertar una cita, le sugerimos llamar al

 

+34 640 14 69 14

 

o bien utilice este formulario.

NeuroPsicomas en redes sociales